Disminuyen las fracturas de cadera en la población.

 

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) –

   El número de fracturas de caderas en las mujeres entre 65 y 80 años ha disminuido de media un 0,2 por ciento, mientras que en los hombres ha aumentado un 0,4 por ciento, según un estudio del Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol (IDIAP Jordi Gol).

   Para determinar estos resultados de este estudio, publicado en el artículo ‘Changing trends in the epidemiology of hip fracture in Spain’ y consultado por Europa Press, los investigadores analizaron la cantidad de fracturas de cadera en dos periodos distintos de tres años separados por diez años ambos (1997-2000 y 2007-2010).

   En realidad, y pese la disminución de fracturas de cadera en las mujeres, hubo un mayor número de casos en este colectivo (415.421, por 119.857 en los hombres). Aún así, comparando ambos periodos, en la segunda parte del estudio hubo menos casos de fracturas en las mujeres que en el primero, mientras que en los varones incrementó este número en el segunda parte en comparación con el primera.

Así lo confirma el investigador del IDIAP y coordinador del proyecto, el doctor Rafael Azagra. “El análisis de los resultados muestra que la tasa de incidencia en las mujeres, en los últimos años, aunque sigue creciendo lo hace a un ritmo menor, es decir, se observa una desaceleración, mientras que en los hombres se mantiene un aumento constante”, ha indicado.

   “Esta separación de diez años mejora la fiabilidad de la tendencia y evitamos la influencia de años que pueden mostrar tendencias excepcionales”, ha afirmado Azagra.

   Este instituto apunta que las variables que escogieron para sacar las conclusiones de su estudio son la incidencia del número de fracturas de cadera registradas por cada 100.000 personas por año y género, la tasa de incidencia por sexo en ambos periodos, la edad y tasa de incidencia por género, tasa e incidencia por grupos de edad y sexo y la tasa de mortalidad en personas mayores de 65 años y tasa de longevidad.

   Los factores de riesgo de fractura de cadera son la edad avanzada, el sexo femenino, los factores genéticos, ambientales y nutricionales y, además, es un tipo de rotura que aumenta el riesgo de padecer nuevas, reduce la autonomía personal y empeora la calidad de vida de los pacientes, según IDIAP Jordi Gol.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.