El 68% de los españoles hará dieta por su cuenta para compensar excesos navideños, poniendo en riesgo su salud

El 68% de los españoles hará dieta por su cuenta para compensar excesos navideños .

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) – Cerca del 68 por ciento de los españoles que se marca el perder peso como objetivo del nuevo año lo hace por su cuenta, sin seguir una dieta diseñada por expertos. Así lo destacan los expertos de Nutrición Center (NC), laboratorio farmacéutico del sector de la nutrición, quienes advierten de que, con esta decisión, se pone en riesgo la salud y aumenta el riesgo del temido efecto ‘yo-yo’. “Con una dieta elaborada teniendo en cuenta las necesidades de cada individuo, nunca se sufrirán carencias nutricionales, se podrá aprender a comer y se evitará recuperar el peso perdido”, recuerdan estos especialistas, quienes han lanzado este martes un decálogo de consejos para no descuidar la alimentación tras la Navidad. Entre los consejos básicos de este decálogo figura el de no saltarse ninguna comida. Según explican , “cuando el cuerpo pasa muchas horas sin comer se vuelve ‘ahorrativo’, tiende a acumular, ya que no sabe cuánto tiempo va a seguir sin recibir alimento”. “Lo recomendable es tomar algo ligero en las comidas siguientes a la ‘comilona’ para evitar este efecto”, aseveran. Otra recomendación es no comenzar a comer con demasiado apetito. Lo mejor, aseguran, es aumentar el consumo de fruta fresca rica en fibra –mejor sin pelar– antes de las comidas principales y beber un vaso de agua. “Así acentuamos el efecto saciante de la fibra y evitamos comer en exceso”, apuntan. También es positivo llenar la nevera de verduras y frutas drenantes, pues después de las fiestas podemos sentimos más pesados, por lo que es importante consumir alimentos que ayuden a sentirse más ligeros. Ejemplos de estos alimentos, recuerdan, son la piña, el calabacín, los espárragos o las alcachofas. Asimismo, defienden la importancia de cuidar la flora intestinal, pues en muchos casos la Navidad suele venir acompañada de un mayor consumo de alcohol y otros excesos. Así es probable que la flora se resienta y puedan presentarse problemas como la hinchazón abdominal, las malas digestiones y el estreñimiento o la diarrea. Incluso, dicen, puede que se haya cogido un catarro, con las defensas más bajas. “Un buen remedio es aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra –como verduras, frutas, cereales integrales o legumbres– y ayudarse con alimentos o complementos ‘probióticos'”, señalan. Disminuir el consumo de sal, con trucos como sustituirla por especias como la pimienta o la nuez moscada, también ayuda a perder peso. Cocinar de manera sencilla, utilizando el horno, el microondas, la cocina al vapor, el papillote, es, según estos expertos, “la mejor manera de ‘descansar’ de los fritos y las salsas”. No tener prisa por perder los kilos que se hayan podido ganar, aumentar la actividad física y huir de las monodietas y las dietas milagro son otras claves para conseguir bajar de talla en 2012. “Las dietas sacadas de Internet o las del último ‘best-seller’, que prometen resultados espectaculares en poco tiempo, no están adaptadas a las necesidades de cada individuo”, insisten, recordando además que, a menudo, estas dietas son “demasiado restrictivas, o desequilibradas y podrían poner en peligro la salud”.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.