El uso de los ultrasonidos para tratar el dolor lumbar carece de fundamento científico

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) –

El uso de los ultrasonidos para tratar y paliar los efectos del dolor lumbar carece de fundamento científico, según un estudio que se ha publicado en la revista científica ‘The Spine Journal’. El Sistema Nacional de Salud utiliza los ultrasonidos de manera frecuente a pesar de que “la revisión sistemática de todas las pruebas científicas disponibles recomienda dejar de hacerlo”, explican fuentes de la Fundación Kovacs.

El estudio ha sido elaborado por investigadores de la Fundación Kovacs, la Universidad de León y el Centro Cochrane Iberoamericano, todos ellos pertenecientes a la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda. En este análisis también se ha descartado el uso de las ‘ondas de choque’ para los pacientes con dolor lumbar.

Los miembros de la investigación califican esta tecnología de “inútil” y consideran que “se están derrochando recursos públicos en financiarlas”. Por ello, creen que “no tiene sentido amenazar con recortes en prestaciones eficientes ni plantear fórmulas como el copago”.

Los ultrasonidos se emplean con mayor frecuencia para tratar afecciones musculoesqueléticas, y son recomendados por el 55 por ciento de los médicos de Atención Primaria norteamericanos. Además, son utilizados por la mitad de los fisioterapeutas del Reino Unido, por el 65 por ciento de los de Estados Unidos y por el 94 por ciento de los canadienses.

” EL TREINTA POR CIENTO DEL GASTO SANITARIO SE DILAPIDA”

Desde la Fundación Kovacs se recuerda que existen más de 200 tratamientos para pacientes con dolor lumbar, siendo la mayoría ineficaces. “Se calcula que hasta el 30 por ciento del gasto sanitario se dilapida en tecnologías ineficaces o en el uso inapropiado de tecnologías sanitarias. Esto resulta económicamente insostenible”, concluye el coautor del estudio y miembro del Centro Cochrane Iberoamericano, el doctor Gerard Urrutia.

Para los autores, no existen pruebas de que estas tecnologías obtengan mejores resultados en los pacientes que el placebo. “Los ultrasonidos son inútiles tanto para los pacientes agudos como para los crónicos, y tanto para los que tienen dolor irradiado a las piernas como para los que no lo tienen”, explica uno de los autores y miembro del Instituto de Biomedicina (IBIOMED) de la Universidad de León, el profesor Jesús Seco.

Además, los responsables del documento publicado consideran que los recursos públicos destinados a estas tecnologías están siendo duplicados. Añadido a esto, subrayan los inconvenientes que se están produciendo en los pacientes al hacerles perder el tiempo con desplazamientos y visitas médicas.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.