La ingesta de omega 3 puede reducir el riesgo de artritis reumatoide en mujeres

MADRID, 23 Ago. (Reuters/EP) –
   La ingesta de ácidos grasos omega 3 por parte de las mujeres podría estar vinculada a la disminución de sus posibilidades de padecer artritis reumatoide, tal y como ha evidenciado una investigación llevada a cabo por el Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia).
   Este trabajo, que ha sido publicado en la edición digital de la revista ‘Annals of the Rheumatic Diseases’, expone que las mujeres que mantienen una dieta rica en estos ácidos esenciales son “menos propensas a desarrollar esta enfermedad”.
   La explicación a ello podría ser el hecho de que éstos “son utilizados por el cuerpo para hacer moléculas que ayuden a regular la inflamación”, las denominadas eicosanoides, indican los expertos que, para llegar a esta conclusión, se han valido de datos de diferentes encuestas realizadas a mujeres suecas.
   Con ello, y con un consumo a largo plazo de los ácidos grasos omega 3, se ha constatado que la ingesta de más de una ración de pescado a la semana repercute “en un riesgo de artritis reumatoide en mujeres un 29 por ciento menor”.
   Así lo explica la autora principal del estudio y miembro de este centro de investigación sueco, Daniela Di Giuseppe, que añade que éste es “primero en atribuir el efecto protector del pescado contra esta patología autoinmune”.
ESTA ENFERMEDAD CAUSA INFLAMACIÓN DE LAS ARTICULACIONES
   Respecto a la enfermedad, señala que ésta causa “inflamación de las articulaciones, deformidades y discapacidad”. Además, los pacientes de la misma “tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades coronarias, algunas infecciones, ansiedad, depresión y cáncer sanguíneo como la leucemia”, lamenta.
   Su incidencia, que comienza a notarse a partir de los 60 años, es “entre dos y tres veces más elevada en mujeres que en hombres”, sostiene Di Giuseppe al tiempo que indica que ésta puede aumentar si el consumo de ácidos grasos omega 3 es demasiado alto.
   Ante ello, el miembro de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), el doctor Simon Helfgott, que no participó en la investigación, sostiene que la genética y el estilo de vida “pueden jugar un papel importante en el desarrollo de artritis reumatoide”.
   Por esta razón, y con el objetivo de prevenir la aparición de esta patología, el especialista apuesta por “no fumar, llevar una dieta adecuada y mantener una buena higiene bucal para evitar enfermedades de las encías”.
Bookmark the permalink.

Comments are closed.