Madrid acoge la I jornada de gestión clínica para reumatólogos

Las nuevas terapias biológicas empujan al reumatólogo a formarse en gestión clínica.

La aparición de los nuevos medicamentos biológicos ha influido de forma decisiva en la gestión clínica de los Servicios de Reumatología, al tratarse de terapias que consumen gran cantidad de recursos tanto económicos como humanos. Este hecho, tal y como apunta el doctor Santos Castañeda, reumatólogo del Hospital de La Princesa de Madrid y presidente de la Sociedad Madrileña de Reumatología de la Comunidad de Madrid (SORCOM), “obliga al médico a conocer e introducirse en las herramientas de Gestión Clínica e implicarse con todas las personas encargadas de la gestión”.

Este hecho, sumado a la aparición de los Hospitales de Día y de las Unidades de Terapia Biológica, junto al carácter crónico y la elevada prevalencia de la mayoría de las enfermedades reumáticas, ha puesto de manifiesto la importancia creciente de racionalizar y optimizar los recursos que tienen a su alcance estos especialistas.

Con el fin de responder precisamente a esa necesidad de ofrecer a clínicos y gestores el acceso al conocimiento y las herramientas de gestión necesarias en sus servicios clínicos, ha tenido lugar la I Jornada de Gestión Clínica para Reumatólogos, organizada por la Junta Directiva de la SORCOM y con la colaboración de Pfizer, que se ha celebrado el 10 de octubre, y cuyo objetivo principal ha sido “la difusión y el acercamiento de los conceptos básicos de calidad y gestión clínica en Reumatología”, explica el doctor Castañeda.

En el curso, dirigido a reumatólogos clínicos, se han abordado aspectos básicos en este sentido como los indicadores y parámetros de calidad o la optimización de recursos, para poder ponerlos en práctica de la forma más racional. Entre los indicadores de calidad que se deben de tener en cuenta en Reumatología, el doctor Castañeda destaca “las listas de espera de pacientes ambulantes y en hospitales de día (tiempo medio de espera por paciente), la estancia media hospitalaria, el gasto farmacéutico medio por paciente, el coste medio de biológicos por paciente, los parámetros de calidad percibida, el número de reclamaciones de un Servicio, la implantación de protocolos clínicos y la acreditación de Hospital de Excelencia”.

También la implantación de un modelo adecuado de gestión, cuyas ventajas, como asegura el doctor Castañeda, “nos permitan afrontar y gestionar de una manera coste-efectiva y racional los recursos disponibles en cada caso y en cada escenario sanitario”. Y todo ello para alcanzar “un mejor funcionamiento del sistema, optimización de recursos y racionalización del gasto sanitario”, continúa.

La jornada, en la que han participado Benjamín Herreros Ruiz de Valdepeñas, del Hospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid; Alberto Pardo Hernández, subdirector de Calidad de la Dirección General de Atención al Paciente del SERMAS; José María Álvaro-Gracia, del Hospital de la Princesa; o Juan Ángel Jover, del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, entre otros, ha sido clausurada por el director general de Hospitales de la de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Antonio Burgueño, y Juan José F. Polledo, director de Relaciones Institucionales de Pfizer.

La Gestión Clínica es una forma de gestionar las unidades asistenciales basada fundamentalmente en la participación activa y responsable de los profesionales en la consecución de los objetivos. De esta manera, constituye un proceso de rediseño organizativo que incorpora a los profesionales sanitarios en la gestión de los recursos utilizados en su propia práctica clínica. Es decir, supone otorgar a estos profesionales la responsabilidad sanitaria y social que les corresponde a su capacidad de decisión junto a los pacientes.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.